No es lo que dices, sino lo que transmites al mundo. Tienes que hacer que tus palabras lleguen al fondo del corazón de las personas,para que tus palabras cambien tu mundo y el de los demás, que les hagas ver las grandezas de este planeta, de todo lo que te da la vida. 
Y cuida bien las palabras que te dices a ti mismo, que estas sean motivadoras y positivas, que te hagan creer en ti, porque sólo así, conseguirás llegar a tus metas.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *