¿Cuántos años tienes? ¿Cuánto crees que tienes por vivir? ¿Qué vas a hacer con ellos, con los días, minutos y horas? ¿Cómo los vas a gastar y utilizar? Aprovecha el hoy, deja el ayer, no esperes el mañana que quizás nunca llegue. Elige lo mejor aquí y ahora, lo mejor para ti y los demás. No lastimes ni te lastimes. No pierdas tu vida. 
Aprende a diferenciar lo importante de lo que importa, tu salud, tu familia, los buenos amigos, la música, una buena conversación, los momentos vividos con todos los sentidos, con emoción. Siente, vive de verdad y eso sólo es posible desde el presente, desde el ahora. No vendas tu tiempo ni tu vida por dinero, por obtener un estatus social, por aparentar, por creer que así te vas a ganar el respeto de los demás. 
La mejor manera de ayudar a los demás, es dando ejemplo. Que te vean pelear por tu felicidad, disfrutar de cada momento, no centrarse en los problemas, porque atraerás más. Mantén una actitud positiva y relajada, siendo agradecido por todo lo bueno que ya tiene tu vida y la solución aparecerá sola. Ocúpate de lo que tengas que resolver, ya, ahora, con calma, haciendo lo que tú ya sabes que tienes que hacer… pero cuidado…,  no te preocupes «ese «pre» es el que te roba la vida.
Hagas lo que hagas, hazlo con amor, con toda tu presencia, siendo presente (un regalo). La vida fue un regalo que se te dió, no la malgastes.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *