4 comentarios
  1. clara
    clara Dice:

    Estupendo, pues sigue en ese camino. Además las personas que descubren el valor de una sonrisa, no dejan de sonréir y de provocarlas y hacer que la gente crea en ellas mismas.
    Este mundo sería mucho más bonito si siguiésemos este ejemplo
    Un abrazo

    Responder
  2. Reloj de arena
    Reloj de arena Dice:

    Cuánta razón tienes! La sonrisa no solo física, sino la del corazón y del alma crea un estado interior que se extrapola al mundo. Porqué entonces nos empeñamos (y a ver quien se atreve a salirse del saco) en cerrar esa sonrisa y bloquear esos sentimientos? Protección? Egoismo? Excusas? Autoengaños? … Es cierto que quien salva la historia es la sonrisa de la madre … casualidad? destino?

    Me gusta tu blog. Te invito a que sigas ese camino.

    Responder
  3. clara
    clara Dice:

    Cuando tenemos problemas, o estamos pasando por un momento difícil, nos cuesta sonréir de forma automática. La sonrisa también hay que practicarla para que se convierta en hábito y a veces forzarla al principio, hasta que la interiorizamos y así consigamos encontrarnos mejor y transmitamos a los que nos rodean felicidad y empatía. A veces no hace falta más comunicación que una sonrisa para conectar con otras personas y hacer que se sientan agusto.La sonrisa se contagia, deberíamos explotar eso más. Este mundo sería mucho más bonito y con menos guerras. Esto no se enseña en la escuela, debe ser que a algunos no les interesa. La gran revolución y cambio de este mundo, podría conseguirse con un montón de sonrisas.
    Seguiré con este blog, siempre que pueda. Este es mi granito de arena, mi contribución, para que haya algunas personas comotú,a las que transmitir que ser puede ser feliz si nos lo proponemos.
    Un abrazo

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Responder a clara Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *