Jodidas pero contentas es una reflexión divertida de esos asuntos relacionados con nosotras, las mujeres, Porque ¿quién de ustedes, señoras, no ha renegado alguna vez de su condición sexual?
La protagonista es una mujer en torno a los cuarenta años que cuenta sus propias experiencias en estos menesteres.
Rápidamente se verá identificada con ella, en el caso de que usted sea una fémina; si por el contrario es usted un hombre, se identificará con Enrique, marido de nuestra protagonista, y se acordará inmediatamente de su señora, hermana o madre y de esas veces que ha deseado cogerla por el cuello y a los cinco minutos comérsela a besos.
Para ambos supondrá alivio saber que no son los únicos que sufren debido a la condición femenina.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *