La  reestructuración cognitiva sirve para modificar los pensamientos irracionales que nos provocan malestar, llegando incluso a provocarnos ansiedad y cambiarlos por otros más racionales para mejorar el estado de ánimo general, vencer la ansiedad y tomar de manera más óptima nuestras decisiones.

Para ello es importante identificar nuestros pensamientos negativos, que son todos aquellos que nos hacen sentirnos mal, bien físicamente o nos causan intranquilidad, angustia o nerviosismo.

Una vez identificado el pensamiento negativo debemos hacernos las siguientes preguntas:

¿Es totalmente cierto este pensamiento? ¿Puedo probarlo?

¿Me sirve de algo este pensamiento?

¿Realmente es tan grave?

¿Hay otra forma de interpretar esta situación?

Si un amigo tuviera este pensamiento, ¿qué le diría?

¿Puedo hacer algo más útil que que darle vueltas a este pensamiento?

¿Me ayuda este pensamiento a conseguir mis objetivos o a encontrarme mejor?

Una vez hayas respondido a estas preguntas , podrás sacar los pensamientos irracionales de tu mente y sustituirlo por otros más racionales,comenzando a sentirte de mejor ánimo y más seguro de ti mismo.

Cuando lleves unos cuantos días poniéndolo en práctica conscientemente, tu cerebro pasará a hacerlo de forma habitual y automática, pues se habrá creado una reestructuración cognitiva a tu favor, que te hará sentirte muy bien y a vivir sin temor, sin ansiedad y con optimismo.

Después de todo,sólo consiste en cambiar tus pensamientos irracionales o negativos, por otros racionales y positivos, lo que dará lugar a emociones y resultados positivos.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *