¿Qué es lo verdaderamente importante?
Busco en mi interior la respuesta y no es tan difícil de encontrar. Falsas ideas invaden mi mente, acostumbrada a enmascarar lo que no entiende, aturdida en un mundo de irreales ilusiones, donde la vanidad, el miedo, la riqueza, la violencia, el odio, la indiferencia, se convierten en adorados héroes. No me extraña que exista tanta confusión, tanta lejanía de todo, tanta desilusión.
Me preguntas como se puede ser feliz. como entre tanta mentira puede uno convivir. Cada cual es quien se tiene que responder, aunque para mi, aquí y ahora y para siempre:
Queda prohibido llorar sin aprender. Levantarme un día sin saber qué hacer. Tener miedo a mis recuerdos. Sentirme solo alguna vez.
Queda prohibido no sonreír a los problemas. No luchar por lo que quiero. Abandonarlo todo por tener miedo. No convertir en realidad mis sueños.
Queda prohibido no demostrarte mi amor. Hacer que pagues mis dudas y mi mal humor. Inventarme cosas que nunca ocurrieron. Recordarte solo cuando no te tengo.
Queda prohibido dejar a mis amigos. No intentar comprender lo que vivimos. llamarlos sólo cuando los necesito. No ver que también nosotros somos distintos.
Queda prohibido no ser yo ante la gente. Fingir ante las personas que no me importan. Hacerme el gracioso con tal de que me recuerden.
Queda prohibido no hacer las cosas por mi mismo. No creer en mi dios y echar mi destino. Tener miedo a la vida y a sus castigos. No vivir cada día como si fuera el último suspiro.
Queda prohibido echarte de menos sin alegrarme. Odiar los momentos que me hicieron quererte. Todo porque nuestros caminos han dejado de abrazarse. Olvidar nuestro pasado y pagarlo con nuestro presente.
Queda prohibido no intentar comprender a las personas. Pensar que sus vidas valen más que la mía. No saber que cada uno tiene su camino y su dicha .Sentir que con su falta, el mundo se termina. Queda prohibido no crear mi historia. Dejar de dar las gracias a mi familia por mi vida. No tener momento para la gente que me necesita. No comprender que lo que la vida nos da, también nos lo quita.
«La vida pone las cartas pero eres tú quién las juegas»
Para acudir al consultorio, pídeme cita llamando al 609037738

2 comentarios
  1. clara
    clara Dice:

    No existen verdades absolutas. En mi opinión se trata de quedarse con aquellas que nos hacen sentirnos mejor y cambiarlas si dejan de funcionar. Resistirse a evolucionar es un error, ya que sólo lo que está vivo evoluciona y después de todo en eso consiste, en estar vivos, muy vivos.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *