Somos fuentes de energía. 
La emoción tiene un potencial mil veces superior que el pensamiento. 
Tenemos nuestra mente orientada a la crisis
Tres deportes nacionales:
1) La queja, somos «quejólogos», que si del clima,del tráfico, del país, de la pareja»
2) Reclamar, somos «reclamólogos» …»Esto tiene que cambiar»
3) Opinamos de todo «opinólogos»
Arrancamos el día con un estancamiento vital. El pensamiento general es que no servimos para nada, que somos corruptos, mentirosos, mentirosos; que el modelo del éxito es el de la fama y el dinero. Que no tenemos futuro. Hacemos creer a las siguientes generaciones que no lo pueden cambiar, es la profecía autocumplida.
Nos tenemos que dar cuenta que es importante el conocimiento, la habilidad, el talento y la experiencia, que todo eso suma, pero la actitud multiplica. Cambia tu actitud y todo cambia. Deja de ser víctima para ser protagonista, tú eres quién tienes que buscar los cambios que necesitas.
El protagonista lidera su metro cuadrado y ahí vibrar lo que quieres vibrar. Decide vivir en un mundo distinto. El infierno o el paraíso no es un lugar, es una decisión. Uno es lo que hace y deja de hacer. Se ejemplo, cambia tu vida, no esperes que nadie venga a cambiártelo. Emite energía de solidaridad, de encuentro, de gratitud, de amor incondicional, y según emites, así recibes. El mundo es como nosotros lo creamos. ¿Veo todo lo que tengo o todo lo que me falta? ¿Somos víctimas o protagonistas? 
Expresemos la gratitud por todas las cosas que tenemos y recibimos. Por el amor de nuestros seres queridos, por la abundancia en la que vivimos, por las cosas que no nos damos cuenta, por lo protagonistas que podemos ser en nuestra vida. Estamos en una sociedad y momento bendecido. El camino más largo a recorrer son cuatro palmas, cuando bajamos de nuestra cabeza a nuestro corazón. Podemos elegir el camino que vamos a transitar, el del infierno o el del paraíso.
«La vida pone las cartas,pero eres tú quién las juegas»
Para acudir al consultorio, pídeme cita llamando al 609037738
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *